Daniel Vecino

Mi invitado de hoy rompe un poco la máxima de estos cafés del 10º aniversario de byperson. Como recordaréis, todos mis invitados habían sido de alguna manera importantes en un sentido u otro a la hora de aportarme valor personal o profesional durante estos  10 años. La mayoría de ellos llevan muchos años en mi vida y Daniel solo desde el pasado mes de noviembre.

Antes de darle forma a mi manera de celebrar con todos vosotros este aniversario, conocí a Daniel en el 2º Congreso sobre gestión del cambio y transformación digital. Sin menospreciar al resto de los fantásticos ponentes que allí se dieron cita, Daniel nos cautivó con su presentación y puesta en escena.

He de confesaros que unos de los videos que mostró en su ponencia, el caso del bar “El Soriano”, me hizo reflexionar tremendamente. La verdad es que, con tanto ruido, tanta información que nos llega en la era del Big Data (según escuche el otro día, el petróleo del futuro) tanta preocupación en saber adaptarnos a las nuevas tecnologías, tendencias, forma de hacer las cosas, posicionamiento de nuestra empresa,  tanto afán de cambiar hasta lo que te funciona, a veces nos olvidamos de la esencia de nuestro negocio.

Daniel nos aportó luz y sentido común y nos recordó que lo más importante es  “LA PRUEBA” (Titulo del artículo adjunto de Daniel Vecino) y el  Foco, Foco, Foco… Todos mis clientes que pudieron escuchar a Daniel Vecino en el Congreso, estuvieron muy  interesados en adquirir el libro de Daniel The Hero Plan… un camino para trabajar la estrategia empresarial de manera rigurosa y sistemática, a través de la gamificación, cautivándonos con la misma intuición e ilusión con la que abordamos un juego.
 
Además de gustarme su ponencia, también me interesé en conocer más sobre ese joven ingeniero, apasionado con lo que hace y con una carrera y experiencia tremendamente interesante. Me parece muy original que utilice  la historia clásica de Héroes y Villanos como hilo conductor para conseguir todos nuestros objetivos. ¡Genial el método y forma de trabajar y abordar la estrategia!
 
En cuanto le plantee a Daniel que quería hacer algo especial para nuestro 10º cumpleaños, reuniendo a gente interesante de diferentes áreas sociales, que nos escribieran un artículo que  aportara valor, no dudó en decirme “cuenta conmigo”
Mil gracias Daniel por tu generosidad, porque a pesar de no conocerme, no dudaste en ofrecer tu fantástico artículo, que aquí comparto con vosotros. ¡Que lo disfrutéis!


Poco importaba el frío y los restos de nieve que todavía podían verse a ambos lados de la acera.
Sabía que podría estar caminando arriba y abajo por sus diez kilómetros de asfalto con la mirada absorta de una niña y sin apenas diferenciar si era de día o de noche.

Por un momento tuvo que parar y decirse a sí misma en voz alta marcando suavemente cada palabra: “Estoy en la mágica Quinta Avenida de Nueva York”.

Esa que tantas veces había visto en series y películas mientras disfrutaba de un sueño donde recorría sus lujosas tiendas en paz y sin ningún tipo de control.

Miles de luces lo inundaban todo generando un sin fin de estímulos que golpeaban una y otra vez en su retina. Aunque solo lo justo mientras presenciaba la batalla de olores y melodías que continuamente se batían en duelo por llamar su atención.

Poco importaba porque con la destreza y precisión de un francotirador, había conseguido crear un halo azul alrededor del número 727 que coronaba la entrada de la tienda que estaba dispuesta a abordar. Y no hablo de cualquier azul.

El bullicio dio paso a un elegante silencio y mientras un escalofrío recorría su espalda se sintió la envidia de hasta la mismísima Audrey Hepburn.

Con los ojos cerrados respiraba profundamente y se convencía de que el perfume que lo impregnaba todo era el dulce aroma del lujo. Y es que majestuosa y cálida se presentaba ante si una sala sutilmente iluminada presidida por pequeños mostradores repletos de sueños y deseos imposibles en oro, platino y diamantes.

Casi como una prolongación de la misma estancia, un elegante y trajeado caballero le ofreció una copa de Moët & Chandon mientras gentilmente se ponía a su disposición con una sonrisa medida, estudiada y a la vez sincera.

No hay ninguna duda y en la suma del todo estaba la prueba.

Podrían borrar sus recuerdos y aun así, ese todo seguiría susurrando en su cabeza que estaba en un lugar único, diferente y memorable.

Estaba en Tiffany & Co.

La Prueba

Con esta historia me gustaría presentarte a la verdadera protagonista de nuestro relato. Y no me refiero a nuestra viajera soñadora, si no una de las grandes olvidadas del mundo de la estrategia, el marketing y la innovación: la Prueba.

La Prueba es el conjunto de elementos tangibles e intangibles que definen de manera única una determinada propuesta. Y poco importa si al decir propuesta nos referimos a una empresa, una marca, un producto, un servicio o incluso una persona.

Su labor es determinante para que desde fuera, ese conjunto de estímulos que recibimos al ver, oír, oler, tocar o saborear, nos hagan identificar claramente y sin ningún tipo de dudas lo que tenemos ante nosotros.

La Prueba es la responsable de que cuando estamos en una tienda de juguetes como Imaginarium, no tengamos ninguna duda de que estamos en Imaginarium.
Independientemente de si visitamos la tienda de Madrid, Zaragoza o Mexico DF.
La doble puerta de entrada, la decoración y el color de sus paredes, la música e incluso la forma en la que sus empleados se dirigen a los clientes, son elementos que definen esa identidad.

Pon a Prueba tu Prueba

El problema surge cuando este mágico elemento:
No se trabaja de manera sistemática y se deja al azar.
No se actualiza al mismo tiempo que se ajusta la estrategia o el modelo de negocio de una organización.
No se alinea con todos los elementos de la empresa, especialmente con las personas que directa e indirectamente forman parte de ella.

Imaginemos por un momento que el elegante dependiente de nuestra historia, en lugar de aparecer perfectamente vestido y aseado sosteniendo una copa de champán, se presentara en Tiffany & Co ataviado con un chandal de felpa y sosteniendo un vaso de plástico blanco lleno de cualquier bebida de garrafón.

Puede que sea un ejemplo exagerado, pero perfectamente válido para demostrar la facilidad con la que podemos destruir la historia alrededor de nuestra propuesta, marca y organización. Y más aún si tenemos en cuenta que hoy en día lo común suele ser mediocre, y lo bueno y lo mejor es cada vez más común.

Y no me centro en el dependiente del relato por casualidad. Si lo hago es porque son las personas las que mayor influencia poseen para construir o destruir una Prueba enfocada, diferente y memorable.

No tenemos más que buscar brevemente en nuestros recuerdos para encontrar situaciones en las que por exceso o por defecto, un mínimo elemento ha sido la diferencia para que como consumidores hayamos tomado una decisión de compra a favor o en contra. Una decisión que habitualmente queda sellada en nuestra memoria en un cajón de agrado o desagrado realmente difícil de alterar en el futuro.

Y como hemos visto esa decisión se verá influencia por cómo alguien contesta al otro lado del teléfono o del correo electrónico cuando nos interesamos por una determinada propuesta, el look de un dependiente, el aroma o la música de un establecimiento, cómo nos estrechan la mano y un largo etcétera.

La prueba y el Foco Foco Foco

Difícilmente olvidaré la “impresión” que me causó ver mascar chicle al responsable de la caja de un banco mientras recogía mi dinero para realizar un ingreso. Algo en lo que probablemente ni siquiera me hubiera percatado si el hecho hubiera acontecido con el dependiente de una marca de ropa alternativa en un establecimiento con la música “a todo
trapo”.

Y es que no hay Pruebas buenas o malas, sino pruebas enfocadas o desenfocadas. Pruebas alineadas con una estrategia y un modelo de negocio que sea capaz de satisfacer las necesidades de nuestros clientes y que al mismo tiempo maximice aquellas competencias en las que realmente somos buenos.

Es el Foco Foco Foco. Ese que tanto nos cuesta definir y mantener y que representa la diferencia entre el éxito o el fracaso en la gran mayoría de las aventuras empresariales.

Pero,
• ¿Cómo trabajamos de manera sistemática nuestro Foco Foco Foco eliminando la idea feliz y la predicción?
• ¿Cómo definimos ágilmente una estrategia que contemple todos los aspectos necesarios para crear una propuesta diferente y memorable?
• ¿Cómo trasladamos esa estrategia a todos los niveles de la empresa para generar una experiencia coherente y uniforme?
Y más importante aún, ¿cómo nos enfrentamos a todo lo anterior en un escenario de transformación constante y de reticencia al cambio?

El Plan del Héroe

Esas y muchas otras preguntas son las que me llevaron a liderar junto a cientos de profesionales de todo el mundo el desarrollo de El Plan del Héroe, un camino ágil con el que por primera vez pudiéramos trabajar la estrategia de manera rigurosa y sistemática, pero con la misma intuición e ilusión con la que abordamos un juego.

Y es que El Plan del Héroe es capaz de aportar un método y herramientas con las que definir ágilmente propuestas enfocadas, diferentes y memorables:

• Identificando claramente quién es nuestro cliente y qué necesita.
• Definiendo una estrategia, modelo de negocio y plan de acción con los que satisfacer esas necesidades.
• Fomentando la innovación y la diferenciación interna y externa.
• Integrando técnicas de neuromarketing accesibles a cualquier persona con las que desarrollar una Prueba decisiva para ser elegidos y recordados en el momento adecuado.

Y todo ello haciendo uso de la gamificación como recurso clave, o lo que es lo mismo, aplicando elementos propios de los juegos a tareas serias.

Concretamente la metáfora de la historia clásica de Héroes y Villanos como hilo conductor, y un tablero de batalla que nos permite trabajar de manera ordenada e intuitiva con todos los elementos que convertirán nuestra propuesta en leyenda.

Y no por un capricho arbitrario o una tendencia cool y trendy. Si no porque el tiempo ha demostrado que es fundamental y necesario para:

Reducir la aversión al cambio.
Favorecer la generación de ideas utilizando un discurso que rompe con el lenguaje del día a día.
Aprovechar el conocimiento de todos los niveles de la empresa.
Fomentar la colaboración y el trabajo en equipo.
Incrementar exponencialmente el compromiso con el proyecto y la empresa.

¿Estás listo para la batalla?

Así que llegados a este punto tenemos dos opciones.

La primera es seguir trabajando como lo llevamos haciendo los últimos cincuenta años, a pesar de que el mundo en el que vivimos hoy nada tiene que ver con el de ayer y menos con el de mañana.

O por el contrario, ser conscientes de que solo trabajando ágilmente y en todos los niveles de la empresa, seremos capaces de implantar en nuestras organizaciones un clima de transformación constante que nos permita cambiar a la misma velocidad con la que cambian las necesidades de nuestros clientes generando una propuesta y una Prueba enfocada, diferente y memorable.

Quién sabe. Quizás así la próxima aventura de nuestra amiga viajera y soñadora tenga como protagonista una experiencia de leyenda vivida junto a tu empresa.

Vamos allá!
Fighting!


No quiero finalizar sin felicitar a todo el equipo de byperson por su X aniversario.

Soy consciente de que el mundo nos lleva a soñar con crear empresas pelotazo representadas por unicornios y otros seres míticos.

Curioso y respetable. 

Pero en mi opinión lo realmente extraordinario es crear el grupo de personas con las que después de diez años uno pueda seguir peleando con esfuerzo y dedicación. Porque la meta no está al final, sino en el propio camino.

¡Felicidades!

Daniel Vecino

Daniel Vecino

Daniel Vecino es experto internacional en estrategia ágil, modelos de negocio, innovación y neuromarketing. Autor de "El Plan del Héroe, un camino gamificado y lean en busca de tu estrategia ganadora”, prologado por Ash Maurya y ya en su tercera edición. Fundador de seis empresas en tecnología y pago móvil, estrategia, marketing y comunicación. Speaker en más de 350 eventos en todo el mundo, con una sorprendente puesta en escena. Ciudadano del mundo con más de 20 países visitados en los últimos años. linkedin-32


Borja Vara Inmaculada del Prado
Borja Vara
Inmaculada del Prado
byperson: Soluciones profesionales de persona a persona.
©2014-2017

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR