Eduardo Castillo

Hace 4 años, paseando por una de las ferias más importantes del mundo Empresarial y del Emprendimiento de Madrid, me topé con mi invitado de hoy, Eduardo Castillo. En el stand de un Grupo de Medios de Comunicación para el que entonces trabajaba, empezó a contarme su nuevo proyecto de Networking Empresarial que iba a gestionar dicho grupo. Todo sonaba muy bonito hasta que le di mi humilde opinión sobre el mundo del Networking y el planteamiento que él me estaba exponiendo. Hacía dos años que byperson pertenecía a una empresa de Networking y a varias Asociaciones Empresariales. Tenía bastante información y una opinión  sincera y clara para podérsela trasladar a Eduardo. Creo que a pesar de mi bombardeo de preguntas y la polémica que ellas generaron, a Eduardo le sirvió mi punto de vista. A día de hoy, seguimos recordando  ese momento tan gracioso.
Lo mejor de ese encuentro fue cuando nos intercambiamos nuestras tarjetas comerciales, Eduardo, con cara de asombro y una gran sonrisa dijo: “¡no me lo puedo creer! ¡te llamas exactamente igual que mi mujer, Alicia Gracia!” Creo que el comentario tenía un doble sentido, no sólo por el tema de la coincidencia del nombre, sino quizás también por el debate  abierto con diversidad de opiniones. Para mí esta coincidencia fue sin duda una gran sorpresa ya que  a lo largo de mi vida no me he encontrado con muchas Alicias,  pero todavía me he encontrado con menos personas  que tengan mi primer apellido, Gracia ¡fue una situación bastante cómica!
He de deciros que nunca se sabe por qué circunstancia alguien comienza a  formar parte de tus amigos, tus clientes, tus compañeros de trabajo, etc. Un día aparecen en esa lista … ¡Así es la vida!  Y como siempre, el destino me ha sonreído y me ha presentado a una persona encantadora, de esas que te gusta tener como amigo. Eduardo, además de ser un gran profesional de los medios de comunicación,  profesor en la universidad, es un periodista encantador, alegre, generoso y tremendamente educado: Todo un señor, que diría mi abuela.  Pero lo que más destacaría de él es su ética, gratitud y sobre todo, que es súper buena gente.
Gracias Eduardo por ser tan tranquilizador y animoso en esa primera entrevista de hace dos años, en el programa que diriges After work de CAPITAL RADIO ¡Qué horror, qué vergüenza! Era un auténtico manojo de nervios. Me invitaste para hablar de byperson y, después de 20 años en el sector Servicios-RRHH, parecía una auténtica novata en la materia. Fue entonces cuando entendí que en un programa en directo, no solo  te puedes quedar en blanco, sino que los propios nervios no te dejan contestar con rigor y tu mente se queda a la deriva.
Eduardo, mil gracias por tener siempre en tu programa un hueco para byperson. Aunque  sabes que me impresiona mucho y me pongo muy nerviosa, esta vez he aceptado tu invitación con mucho gusto,  para además de celebrar juntos nuestro 10º Aniversario, tomarme un café contigo.


Acostumbrado a entender y a trabajar la comunicación como una acción de traslación de un mensaje desde dentro hacia fuera, desde un medio de comunicación hacia el público, desde las empresas hacia los medios, desde las compañías hacia sus stakeholders… me encuentro con una compañía que traslada el mensaje desde fuera hacia dentro. Que se dirige a las personas que forman parte de ella, laboral o profesional, y a los que formamos también su parte emocional.

Y lo hace porque, después de 10 años de intenso y duro trabajo, puede permitirse –como el título de las memorias de un diplomático español- echar la mirada atrás sin ira, y reconocer el papel de las PERSONAS que han formado parte de su historia reciente.

Esa empresa es byperson, una Py camino de ME, que tiene a mi admirada Alicia Gracia bis (ya que comparte nombre y apellido, casualmente, con mi mujer) como responsable de la dirección de la compañía (junto a su socio en vida y empresa).

Que cómo conocí a Alicia ya lo ha contado ella exquisitamente en su artículo. ¿Qué qué he hecho yo para formar parte de esa historia? Poco, y lo poco, además, a trompicones… ¿Que qué me ha supuesto a mi conocer byperson?. Mucho. Me ha supuesto conocer nuevas actitudes frente las personas y frente al trabajo que hoy son una necesidad y, por desgracia, un gran déficit.

Sería un tópico hablar de que byperson es una empresa que con humildad, honradez y buen hacer, se ha labrado una reputación en su sector (competitivo y duro como es el de la externalización de servicios a empresas) que muchas otras compañías querrían para sí. Pero es que la humildad, honradez y el buen hacer son, a día de hoy, más importantes que cualquier otro aspecto vinculado a la gestión eficiente de una empresa.

Me atrevo a decir que muchas empresas hoy se jactan de: ser resilientes, innovadoras a través de procesos disruptivos, haber entendido que las personas están en el centro de la organización, que la transformación digital que han asumido ha sido cultural y no tecnológica, que ya no hay despachos sino espacios de co-working, que la jerarquía es horizontal y no piramidal, que las soft skills ganan cada vez más importancia… pues enhorabuena a todas las empresas que habéis hecho algo más o menos parecido.

Si a todo esto le sumamos una gran dosis de buen hacer, de honradez y humildad, seguro que podemos celebrar cada 10 años o cada 5 el hecho de poder mirar atrás sin ira y poder decir a todos los que formaron parte de nuestra –vuestra- historia: ¡Muchas gracias!.
¡Felicidades!


Sergio Rosell Entrevista a Alicia Gracia en After Work
Sergio Rosell
Entrevista a Alicia Gracia en After Work
Contacte con nosotros
¡Muchas gracias! Hemos recibido su mensaje
Lo sentimos, ha ocurrido un error. Inténtelo de nuevo.
byperson: Soluciones profesionales de persona a persona.
©2014-2020

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies