Cristina Goyoaga

Reyes Magos de verdad

Mi invitada de hoy es de esas personas con magia. Un mes de noviembre de hace 5 años mi amiga Marian nos pasó a un grupo de amigos una carta cuyo remitente era reyesmagosdeverdad.org. Cuando leímos aquel email y descubrimos el proyecto, nos pareció super bonito y nos animamos a participar. Ese año al apuntarnos en la Web, no elegimos preferencia de niño o anciano y dejamos que nos enviaran una persona al  azar.

Esa carta nos tocó el corazón. Un joven con discapacidad nos pedía unas zapatillas de deporte ya que tenía las suyas algo ajadas y le empezaban a doler los pies. La carta era super tierna y fue en ese preciso momento, cuando decidimos incorporar a Reyes Magos de Verdad a nuestro proyecto de dar a estas fechas un sentido verdaderamente navideño,  llevando ilusión a aquellos que realmente la necesiten y parar, en la medida de lo posible, de estar en la rueda del consumismo, dejando diversos espacios para la solidaridad.

Mi Reina Maga Cristina Goyoaga pone su casa y a muchas personas; su marido, los conserjes de su urbanización y muchos más voluntarios que colaboran con ella en todo esto, a disposición del proyecto. Ese primer año cuando llegué a su urbanización para entregar nuestras zapatillas, descubrimos que apenas había una esquina de su casa sin estar con una montaña de paquetes. Aquel hogar no era como me había imaginado el almacén de los Magos de Oriente, pero me encantó comprobar que sus Majestades y su magia navideña, habían conseguido montar toda una red logística perfectamente organizada.

El segundo año, mi hija Lucía cuando le dijimos que escribiera la carta a los Reyes, nos comentó que alguien le había dicho en el colegio que como los Reyes Magos se quedaban sin dinero, muchos niños en el mundo no recibían nada. Fue sorprendente comprobar cómo en la carta que escribió decía que “todo lo que pensaran traerle a ella, se lo dieran a los niños que alguna vez se hubieran quedado sin regalos”. Como nos encantó el gesto, decidimos contarle que había una organización que compraba regalos para cuando eso ocurriera. Ese año compramos el regalo y ella misma fue la encargada de dejarlo en la casa de Cristina.

Otra gratificante y preciosa experiencia con Reyes Magos de Verdad fue cuando toda la familia acudimos como voluntarios a un comedor social de las Hermanas de los Pobres en  Madrid a colaborar como pajes, camareros y personal de apoyo. Como dice Cristina, es en esos momentos, cuando ves las caras de los niños disfrutando, cuando te das cuenta que con tan poco, eres capaz de llevar sonrisas e ilusión a mucha gente, y que son ellos los que verdaderamente te están aportando mucho a ti.

Desde entonces ha surgido una relación muy especial con Cristina.  Es de esas personas solidarias de los pies a la cabeza, a las que da gusto contemplar para llenarte con su ejemplo. Tiene una gran fortaleza de esas que te agotan solo de mirarla. A veces, aunque ese proyecto parece imposible llevarlo a cabo, para ella no hay imposibles, saca fuerza y gente para conseguirlo, por difícil que parezca.

Desde byperson siempre que podemos le ofrecemos nuestro apoyo, cediendo parte de nuestros almacenes, proporcionándole voluntarios, o consiguiendo aportaciones para sus mercadillos solidarios.

Gracias Cristina por tu trabajo, esfuerzo e ilusión y sobre todo, por contribuir a que muchas personas sientan lo feliz que te sientes cuando te pones a disposición de los demás.

Reyes Magos de Verdad

Mi amiga Belén Mayoral me llamó un día de diciembre de 2010 a pedirme una furgoneta (por aquel entonces yo trabajaba en una empresa de rent a car)  para llevar regalos a niños en riesgo de exclusión a Lisboa y me explicó el proyecto Reyes Magos de Verdad. Era una idea tan bonita que no sólo conseguimos la furgoneta sin costes, sino que mi marido y yo nos fuimos con ella a Lisboa a repartir esos regalos en un viaje exprés de 48 horas.

Cuando vi la cara de felicidad de los niños, me quedé enganchada a este proyecto para siempre.

Este año estamos de celebración, Reyes Magos de Verdad cumple 10 años.

Es un proyecto que surgió de una persona que realizaba distintos voluntariados y que una Navidad pensó que podía llevar ilusión a algunos niños sin recursos. Escribió un correo electrónico a sus amigos y consiguió 150 regalos.

Reyes Magos de Verdad es un proyecto donde la magia y la ilusión se viven cada día.

Unas 40 coordinadoras nos ponemos en marcha en octubre para empezar a preparar todo. Somos un grupo de amigas y conocidas que tenemos nuestros trabajos y familias a las que les quitamos muchísimo tiempo para dedicarnos a crear esta magia e ilusión. Todo es muy’casero’. Ya somos asociación, pero no tenemos sede ni aceptamos dinero.

En octubre contactamos con distintos centros de niños, ancianos o discapacitados en riesgo de exclusión social.

Para ser parte del proyecto tienen que ser sinceros y confirmarnos que ningún niño, anciano o discapacitado de ese centro va a recibir ningún regalo NUEVO en Navidad.

Deben empezar a escribir las cartas lo antes posible. No todos los niños saben escribir, ni muchos ancianos pueden, pero les ayudan sus cuidadores, o sus familiares.

Los centros son todos diferentes. Hay niños que viven en la cárcel con sus madres, niños que están en hogares temporales, casas de acogida, casas cuna, orfanatos. Muchos de ellos viven en sus casas y pertenecen a familias que reciben ayuda mensual de alimentos o ropa. Esos niños reciben el regalo en sus casas. Sus padres recogen el regalo y se lo dejan en casa para que como todos los niños tengan ilusión el día 6 de enero.

¿Por qué la carta? Los niños escriben la carta a los Reyes pidiendo tres regalos por un valor entre 25 y 35€. En la carta ponen sus deseos. La mayor alegría del niño cuando los Reyes le entregan el regalo es ver que “alguien” les ha escuchado, que se han leído su carta, que hay “alguien” a quien le importa.

En noviembre las coordinadoras vamos recogiendo las cartas y escaneándolas y se va abriendo la página web www.reyesmagosdeverdad.org para que la gente que quiera colaborar se inscriba.

Lo difícil no es el valor económico del regalo, es el esfuerzo que hace esa persona anónima de ir a comprar, envolver el regalo, poner una etiqueta con un código que facilitamos y llevarlo a uno de los puntos de entrega, que la mayoría de las veces es nuestra casa o nuestra oficina. A veces esas personas  anónimas piensan que somos una asociación grande y les extraña que no tengamos puntos de entrega en todo Madrid, pero somos así, pequeñitas y todo se hace con mucho cariño.

Se ponen plazos para entregar los regalos porque a veces en Madrid recogemos regalos de otras provincias y porque cada centro tiene su forma de organizarse. Lo importante es que todos reciban a tiempo su regalo. Hay mucho trabajo logístico para conseguir que al final, esos regalos comprados con tanto cariño y tanta ilusión lleguen a sus destinatarios.

Conocí a Alicia Gracia por este proyecto, que no solo la trajo a mi vida a ella, si no que me ha permitido conocer a un montón de personas con un corazón enorme. Algunos ahora son amigos, como Alicia. Otros han pasado fugazmente por mi vida pero han dejado huella en mi corazón.

Alicia participó como paje real desde el primer año que me hice coordinadora. Es del mismo barrio que yo y coincidió que cuando trajo el regalo yo estaba en casa. Al año siguiente, su hija Lucía renunció a su regalo de Reyes para dárselo a un niño desfavorecido y nuestra amistad continuó. Nos une el amor por los demás y el ayudar desinteresadamente.

byperson y Alicia me han ayudado muchas veces en los eventos solidarios en los que me embarco. Fue mi regalo de Reyes la Navidad que nos conocimos y me alegro de que así fuera.

Reyes Magos de Verdad devuelve la ilusión a personas que sienten que nadie se preocupa por ellos. Las miles de personas que confían en nosotras sin conocernos, son mágicos, creen que hacen poco, pero el amor que ponen en ese paquete, hace muy felices a todos los que lo reciben.

En cada paquete con su envoltorio de colores va una ilusión y un mensaje de cariño para alguien ¡Es una cadena de amor impresionante!

Cristina Goyoaga

Cristina Goyoaga es Professional Training Program's Coordinator en PeopleMatters y fundadora del proyecto Reyes Magos de Verdad.


La externalización de servicios Entrevista de trabajo, ¿existe un camino fácil?
La externalización de servicios
Entrevista de trabajo, ¿existe un camino fácil?
byperson: Soluciones profesionales de persona a persona.
©2014-2018

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies